Proceso de repintado automotriz

Para lograr un resultado satisfactorio en la aplicación de la pintura, hay que seguir ciertas pautas básicas que, por sencillas que parezcan, son fundamentales hasta para el más experto hojalatero. Si no estás seguro de la cantidad de catalizador que debes utilizar en la pintura de su automóvil y de cómo conseguir el acabado deseado, debes tomar en cuenta los siguientes consejos.

Antes de todo, te preguntarás ¿Qué es el catalizador para pintura automotriz? Es el componente que, en combinación con la pintura, te ayuda a obtener un secado más rápido, por lo que reduce el tiempo del repintado. Además, la mezcla te ofrece un mayor brillo, resistencia, dureza y adherencia al soporte. 

Para empezar, cualquier maestro hojalatero entiende que, para conseguir el resultado deseado, debes obtener materiales de una calidad excepcional. También es importante recordar que trabajar con los materiales correctos y seguir las recomendaciones del fabricante te ayudará en el proceso y te facilitará la manipulación y mezcla.

Para cambiar el color de un coche con el método clásico:

  • Lija primero la superficie, después, utiliza un disolvente para eliminar cualquier material, como el aceite o la suciedad, que se haya formado tras el lijado. Además, esto ayudará al resto de los materiales que emplees a agarrar firmemente la superficie.
  • Si hay irregularidades en la superficie, hay que eliminarlas y luego moldearlas con masilla.
  • Posteriormente, usarás la imprimación para rellenar la porosidad dejada por la masilla.
  • La cantidad de catalizador que debes usar en la pintura del coche es una de las preguntas más frecuentes. Para combinar los productos de pintura, necesitarás vasos cilíndricos, reglas de mezcla y una copia de la ficha técnica del producto. Es fundamental usar el catalizador recomendado por el producto; de lo contrario, pueden surgir problemas de secado, adhesión, dureza y reblandecimiento.
  • Posteriormente, entre capa y capa, deja pasar de 15 a 20 minutos. Sin embargo, la espera puede prolongarse hasta una hora después de pintar la última capa, pero, esto depende de si se emplea catalizador o no, ya que el catalizador puede aumentar el tiempo de espera hasta 30 minutos. 
  • Si se emplea base de color, después de completar la última capa, se debe aplicar barniz o transparente.
  • Finalmente, tendrás que esperar a que se seque totalmente. Entonces deberás tener más cuidado con el pelo, el polvo o cualquier otra cosa que pueda dañar el producto final; la cuestión es que el automóvil actuará como un imán para estas partículas, por lo que deberá estar aparcado en un lugar alejado de ellas.

Una vez que todo esté seco, puedes estar seguro de que el trabajo se ha realizado con eficacia. Aunque parece una tarea difícil, pero con los materiales adecuados, la "talacha" te será más fácil de completar.



Cómo ahorrar gasolina

Utilización del aire acondicionado

Apagar el aire acondicionado es quizás una de las formas más comunes de ahorrar dinero en gasolina, con un ahorro de hasta el 12% posible.

Sin embargo, esto no siempre es cierto: si limitas el uso del aire acondicionado y mantienes una velocidad constante, es posible que aumentes el kilometraje de la gasolina. 

Haz un plan de viaje

Debes conocer todos los detalles de tu ruta para ahorrar gasolina: paradas, peajes y atascos... La mayor ventaja es que podrás determinar la ruta y el horario más cómodos, rápidos y seguros. ¿Cuál es la razón de esto? Se prevé que por cada 10 minutos por hora extra de retrasos en el tráfico se consume hasta un 14% más de combustible, por lo que un trayecto diario al trabajo podría suponer un elevado consumo semanal.

Inflado de los neumáticos

Debes inflar los neumáticos a la presión recomendada por el fabricante, teniendo en cuenta las circunstancias meteorológicas. Este es un consejo de seguridad habitual, pero tenga en cuenta que una presión baja en los neumáticos puede reducir su rendimiento hasta en un 4%.

Peso del vehículo 

Un vehículo grande puede consumir hasta un 6% más de combustible, lo que, si bien es un pequeño aumento, cuando se combina con los otros factores mencionados anteriormente y se acumula en el transcurso de una semana o incluso un mes, puede sumar una diferencia sustancial.

Arranque ahorrador

Intenta arrancar tu coche sin tocar el acelerador, y utiliza solamente la primera marcha. En cuanto pases los primeros 5 metros, cambia a la segunda marcha (algunos vehículos indican con una señal en el salpicadero cuándo es el momento de cambiar de marcha). Cuanto menor sea la velocidad, mayor será la potencia requerida y, por tanto, mayor será el consumo de combustible. Si arrancas en segunda y evitas las aceleraciones rápidas, puedes ahorrar hasta un 11% de gasolina.