Cómo ahorrar gasolina

Utilización del aire acondicionado

Apagar el aire acondicionado es quizás una de las formas más comunes de ahorrar dinero en gasolina, con un ahorro de hasta el 12% posible.

Sin embargo, esto no siempre es cierto: si limitas el uso del aire acondicionado y mantienes una velocidad constante, es posible que aumentes el kilometraje de la gasolina. 

Haz un plan de viaje

Debes conocer todos los detalles de tu ruta para ahorrar gasolina: paradas, peajes y atascos... La mayor ventaja es que podrás determinar la ruta y el horario más cómodos, rápidos y seguros. ¿Cuál es la razón de esto? Se prevé que por cada 10 minutos por hora extra de retrasos en el tráfico se consume hasta un 14% más de combustible, por lo que un trayecto diario al trabajo podría suponer un elevado consumo semanal.

Inflado de los neumáticos

Debes inflar los neumáticos a la presión recomendada por el fabricante, teniendo en cuenta las circunstancias meteorológicas. Este es un consejo de seguridad habitual, pero tenga en cuenta que una presión baja en los neumáticos puede reducir su rendimiento hasta en un 4%.

Peso del vehículo 

Un vehículo grande puede consumir hasta un 6% más de combustible, lo que, si bien es un pequeño aumento, cuando se combina con los otros factores mencionados anteriormente y se acumula en el transcurso de una semana o incluso un mes, puede sumar una diferencia sustancial.

Arranque ahorrador

Intenta arrancar tu coche sin tocar el acelerador, y utiliza solamente la primera marcha. En cuanto pases los primeros 5 metros, cambia a la segunda marcha (algunos vehículos indican con una señal en el salpicadero cuándo es el momento de cambiar de marcha). Cuanto menor sea la velocidad, mayor será la potencia requerida y, por tanto, mayor será el consumo de combustible. Si arrancas en segunda y evitas las aceleraciones rápidas, puedes ahorrar hasta un 11% de gasolina.